miércoles, 27 de noviembre de 2013

El Feedback en el Aprendizaje: Pautas y Recomendaciones para proporcionarlo eficazmente

Aunque parece una tarea relativamente sencilla, se ha de tener muy claro cómo funciona el feedback como herramienta y la constancia que requiere por parte de aquel que hace uso de ella. Es por eso que detallamos aquí 10 ideas que pueden ser de utilidad para proporcionar un feedback de aprendizaje efectivo con el objetivo de brindar un contexto nutritivo al estudiante y potenciar su rendimiento.
 10 Pautas para Proporcionar un Feedback Efectivo
 1. El Feedback debe ser educativo por naturaleza
Proporcionar un feedback significa dar a los estudiantes una explicación acerca de lo que están haciendo correcta e incorrectamente. Usa el concepto de “feedback sandwich”: Refuerzo, Corrección, Refuerzo.
Ejemplo: “Andrés, me ha gustado mucho que te hayas puesto a ordenar la habitación sin que te lo haya recordado aunque he visto que has mezclado la ropa limpia con la sucia, cuando tenías que haberla llevado al cesto. Pero mira qué chula te ha quedado la habitación, tan limpia y ordenada".
 2. El Feedback se debe dar en el momento oportuno
Cuando el feedback se facilita de forma inmediata, tras la presentación de una prueba de aprendizaje, el alumno es capaz de recordar la experiencia de lo que está siendo aprendido, de lo contrario, el alumno puede no conectar el feedback con la acción. Esto cobra especial relevancia cuando se trata de alumnos de corta edad.
 3. Ser sensible a las necesidades individuales del estudiante
Es vital que consideremos cada estudiante de manera individual en el momento de proporcionar el feedback. Es esencial un equilibrio entre el cuidar de las emociones del estudiante y proporcionar el estímulo adecuado.
 4. El Feedback ha de mantener como eje los objetivos
Trabaja las habilidades a través de objetivos. Un objetivo efectivo (definido en cuanto a tiempo, lugar, acción y resultado positivo) permitirá a los estudiantes tener más información acerca de su desempeño, comparado con un rango establecido o esperado. Para alumnos pequeños podemos usar una tabla con dibujos o pegatinas.



 5. El Feedback debe hacer referencia a una habilidad o a un conocimiento específico
El hecho de trabajar una sola habilidad a la vez causa un impacto mayor, en contraposición con que el trabajo entero sea el foco de todo aquello que está incorrecto. Sucesivamente, podemos ir abordando un nuevo aspecto o foco.
Ejemplo: “Hacer un esquema sobre el sistema digestivo. La corrección se centrará en la capacidad de esquematizar”. Feedback: “Andrés, aunque has incluido todos los componentes del sistema digestivo, has hecho una descripción cuando lo que se te pide es que hagas un esquema. Tu trabajo ha consistido en describir todo el sistema digestivo, cuando el objetivo era identificar las distintas partes del mismo, utilizando llaves, puntos, apartados, etc. Simplemente tienes que rescatar esos puntos porque has sido capaz de incluirlos en tu redacción”.
 6. El Feedback puede ser de forma verbal, no-verbal o de forma escrita
Revisa y reflexiona acerca de tus gestos. Es imperativo que examinemos nuestras señales no verbales. Las expresiones faciales y los gestos también proporcionan un feedback. Si queremos aprender a dar un feedback positivo, nuestros gestos deberán estar alineados con el mensaje.

7. Proporciona elogios genuinos
Si estas constantemente diciéndole a tu hijo o alumno “buen trabajo”, con el tiempo, estas palabras perderán sentido, ya que no van acompañadas de la identificación de los aspectos o habilidades que se han detectado. Si ves mejoras en un aspecto, aunque sean pequeñas, no dudes en acercarte y alentarlas, concretando aquello que te ha llamado la atención. Los comentarios y sugerencias que se hacen en el marco de un elogio genuino muestran al alumno lo que es capaz de conseguir. No te quedes en decir simplemente "buen trabajo", acompáñalo con una frase que explique por qué es un buen trabajo.
 8. Haz que el niño/adolescente tome notas y paralelamente lleva tu un cuaderno de apuntes para el seguimiento del estudiante.
Cuando haces comentarios acerca de un resultado académico o una revisión, pídele al alumno que tome notas mientras tú haces el feedback verbal. A la vez, toma apuntes con comentarios fechados acerca de algún tópico de interés en relación con el alumno (Ejemplo: " 20/11 - la escritura de Andrés ha mejorado con respecto a hace dos semanas"). Para los educadores esta es una herramienta de inmensa utilidad: les permite hacer seguimiento de las preguntas que hacen los estudiantes, los temas de conducta, las áreas de mejora… Es evidente que esto requerirá una inversión de tiempo por parte del padre o educador, pero tras incorporar el hábito, conllevará a un mejor aprovechamiento del tiempo y facilitará la función de apoyo en el aprendizaje.
 9….Y más apuntes: ¡Usa notas en Post-It!
Algunas veces ver un comentario escrito es más efectivo que sólo escucharlo en alto. Durante el tiempo de trabajo independiente, puedes dejar una nota en la mesa del estudiante a quien está dirigido el feedback.
El ejemplo de un profesor: “Esto ayuda mucho en los casos en los que el estudiante se siente avergonzado o frustrado cuando se le llama la atención en frente de toda la clase, ya que puede dejar de atender solo como respuesta al sentimiento de vergüenza. Recurrí al uso de postits para señalar cuándo este estudiante estaba centrado en la tarea y cuándo no. Aunque no fue el mejor uso de mi tiempo, realmente funcionó para este estudiante”. 
 10. Usa el “He notado que….”
Haz un esfuerzo por detallar la conducta del niño/adolescente durante una tarea como parte de tu valoración o feedback. El reconocimiento de un estudiante y su esfuerzo influencia positivamente su desempeño.
Ejemplo: “He notado con los datos que has apuntado en el resumen, que realmente has comprendido el texto”. “He notado que aunque la presentación de los deberes no es la mejor, ya que no están limpios, su contenido es excelente”. “He notado que has llegado a tiempo a clases durante toda la semana”.
 Con información de: Teachthought  y  Edutopia.
Para más información, visita nuestro artículo acerca de Apuntes para Padres y Educadores - El Feedback en elAprendizaje.