lunes, 2 de febrero de 2015

Es un error no usar errores para aprender

Fotografía: José Martín
El error es consustancial al ser humano. La perfección es imposible. En nuestra cultura existe una valoración negativa del error y de esta forma no hay avance. No se trata aquí de regocijarse en el error, sino de que, al aceptarlo, se podrán poner en marcha estrategias de afrontamiento.
Después de escuchar una charla TED de Brian Goldman, el Dr. Curwin decidió analizar los errores que había cometido en su vida y descubrió lo siguiente:

1.      Aquellos que escondió
2.      Aquellos de los que no aprendió nada
3.      Aquellos que le sirvieron como lección
4.      Aquellos de los que aprendió y cuyos nuevos conocimientos compartió con los demás.
Sin duda, las dos últimas categorías son las que tienen un gran potencial para incrementar el aprendizaje y la enseñanza.
Fotografía: José Martín
Nos preocupa especialmente este tema en el ámbito educativo. El problema de los estudiantes no es que se equivocan. El verdadero problema es que sus profesores no utilizan esos errores para permitir y promover el aprendizaje. Debido a que la vergüenza es una emoción que se une a los errores, los estudiantes tienen miedo de correr riesgos, de explorar y de pensar por sí mismos.
Es un error pensar en los errores como algo malo. Cuando los errores se convierten en oportunidades de aprendizaje, todo cambia. Los estudiantes toman más riesgos, piensan en nuevas formas, mienten menos, y resuelven los problemas que antes habían eludido o con los que no se habían atrevido a enfrentarse.
A continuación pasamos algunas pistas de cosas que se pueden hacer en el aula para cambiar esta manera actuar, incluyendo tanto los procesos formales como los informales de evaluación:
Fotografía: José Martín
  • No marcar errores sin explicar por qué están equivocados. 
  • Da a los estudiantes la oportunidad de corregir sus errores y hacer de nuevo su trabajo. 
  • La mejora debe convertirse en un factor importante en el proceso de evaluación. 
  • Cuando un estudiante comete un error es contraproducente decirle "estás equivocado" En su lugar, pide al alumno aclaración sobre su respuesta.
  • Si un estudiante necesita ayuda con una respuesta, puede elegir un compañero de clase para ayudarle, un "comodín".
  • ¿Qué tal habilitar una pared para que puedan "alardear" de sus mayores errores y lo que aprendieron de ellos?
  • Mantener reuniones de clase regularmente y compartid un error cometido, lo que ocurrió después, y lo que se aprendió.
  • Contadle a vuestros alumnos algunos de vuestros propios errores.
  • Aprender significa no tener miedo a examinar los errores que cometemos y es necesario animar a los estudiantes a convencerse de que pueden permitirse el lujo de cometer errores sin que por ello se les penalice.


Fuentes:
Artículo del Dr. Richard Curwin - Director del Programa de Posgrado en trastorno de la conducta, David Yellin Colegio - http://www.edutopia.org/blog/use-mistakes-in-learning-process-richard-curwin