miércoles, 5 de octubre de 2016

Salman Khan: reinventando la educación


Foto: Bernardo Pérez
Nos encaminamos hacia una economía basada en el conocimiento, en la que éste es un elemento fundamental para generar valor, la educación adquiere aún mayor relevancia y la tecnología es la compuerta a la información.
En este post nos gustaría hablar de Salman Khan, uno de los pioneros de la revolución de la educación virtual. Este profesor, informático, ingeniero eléctrico y matemático, preparó una serie de videos para ayudar a sus primos a reforzar sus conocimientos académicos. Khan analizó el éxito de estos vídeos, así como dicho método educativo hasta fundar la Academia Khan, una entidad sin ánimo de lucro basada en el aprendizaje electrónico, con la misión de "proporcionar una educación de nivel mundial para cualquier persona, en cualquier lugar", traducida a más de 36 idiomas, en la que Bill Gates invirtió sin dudar.


¿Qué fue lo que descubrió?

Lo primero que le sorprendió fueron los comentarios de sus primos: ¡Preferían a su primo en YouTube mejor que en persona; les gustaba más la versión automatizada de Salman!. Aunque parezca incomprensible, este argumento tiene su explicación y desde su punto de vista tiene mucho sentido. Se encontraban en la fantástica situación en la que pueden pausar y repetir a su primo sin sentir que le están haciendo perder el tiempo. Si necesitan revisar algo que deberían haber aprendido hace dos semanas o hace dos años no tienen que avergonzarse y preguntarle a su primo. Solo tienen que ver los vídeos. Si se aburren puede saltar hacia adelante, pueden verlos cuando quieran, a su propio ritmo. Y quizás la más importante de sus razones para preferir este sistema es que lo último que necesitan la primerísima vez que están tratando de comprender un nuevo concepto es a alguien diciéndoles: "¿entiendes esto?". De manera que sin proponérselo había creado una buena herramienta para ayudar a los estudiantes a reforzar los conocimientos en casa que les hacía sentir bien al aprenderlos ya que llevaban las riendas del proceso.
Foto: Thomas Pryrt (Reuters)
El segundo concepto que surgió de esta experiencia fue el de clase invertida, es decir, los profesores se sintieron motivados con los videos y comenzaron a invertir las clases. Los deberes consistían en ver los vídeos de Salman en los que este explicaba los conceptos (cosa que tradicionalmente solían hacer los alumnos en clase con el profesor), y lo que antes eran los deberes para casa, pasó a ser el trabajo a realizar en clase. El hecho de eliminar de la clase la exposición de la materia, que es igual para todos, de permitir al estudiante aproximarse a la lección a su propio ritmo en casa, de dejarlos trabajar en clase teniendo al profesor a mano a quien pueden preguntar cuando se atascan, de tener la posibilidad de interactuar con sus compañeros, ha conseguido hacer que la tecnología sirva para humanizar las clases.
Otro aspecto interesante del sistema de aprendizaje propuesto por Salman, es que se generan tantas preguntas sobre el mismo concepto como necesite el alumno hasta que entienda el concepto y no se pasa al siguiente nivel hasta que esto haya ocurrido. Lo que suele ocurrir en clase, incluso si se es un alumno 'aventajado', es que ocurren lagunas de información que no se llegan a adquirir y esto siempre tendrá repercusión en niveles superiores del aprendizaje. En una clase tradicional, se pide al alumno que haga un par de ejercicios después de la clase (clase-deberes, clase-deberes...) y luego se hace un examen para comprobar lo que se ha aprendido. Si se saca un 7 en el examen, "¡Bravo, es una buena nota!", pero ¿Qué pasa con la materia que no se ha adquirido? Nada, la clase sigue adelante con el siguiente tema que se suele construir sobre el anterior (como ocurre en el caso de las matemáticas), y llega un momento en el que el alumno de manera sorprendente empieza a fallar en materias en las que solía ser brillante.
"El modelo tradicional de enseñanza castiga por experimentar y fracasar, pero no te exige que lo domines"
El acceso a Khan Academy es gratuito (español e inglés) y cuenta con bastantes recursos en las áreas de Matemáticas, Economía y Finanzas, Computación, Biología, Física..

Lo único que necesitas saber es que

Sería fantástico que cada vez más profesores considerasen invertir el tradicional método en clase: Asignar a los estudiantes vídeo-clases para ver en casa, y hacer "los deberes" en clase con los compañeros y el profesor.


Fuente:
-       Khan Salman: Usemos el video para reinventar la educación
-       www.khanacademy.org